Siguiendo con la renovación de entradas del blog hoy le toca el turno a otro clásico: El jabón de rosa mosqueta. Este es otro jabón del que no he hecho ninguna variación en años. Si algo va bien ¿Para qué cambiarlo? 🙂

La rosa mosqueta (Rosa aff. rubiginosa L.) es un arbusto que crece en la Patagonia tanto Argentina como Chilena. Tiene propiedades regeneradoras. Retrasa el envejecimiento, regenera la piel con cicatrices y quemaduras e hidrata la piel. Disminuye las manchas cutáneas y es perfecto para las estrías.
Le he añadido arcilla rosa que tiene propiedades calmantes y reparadoras de las inflamaciones de piel. Esta arcilla es en realidad una mezcla de arcilla blanca y arcilla roja, la he preparado en una proporción de dos partes de caolín por una parte de arcilla roja.
El toque especial lo pone la seda en polvo que hace que la espuma sea muy suave. Proporciona elasticidad y suavidad a la piel protegiéndola de la deshidratación.

RECETA:

  •  54% de aceite de oliva
  • 13% de aceite de coco
  • 13% de aceite de palma
  • 13% de manteca de cacao
  • 7% de manteca de karite

Sobreengrasado 8%  Concentración 30%

TRAZA:

  • Sobreengrasado: aceite de rosa mosqueta
  • 1% Vitamina E
  • 4% Arcilla rosa
  • Seda en polvo

Pues esto es todo por hoy, espero que os haya gustado la receta.

¡¡Que tengáis una estupenda semana!!

Comparte si te ha gustado...Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone